Demasiado bonitas

Me consume la sensación de vivir cosas a destiempo, no lo soporto. Me pasa contigo, que pasamos por el mismo punto pero en momentos distintos. Parece que coincidimos en paralelo, sin haber aprendido nunca a ir a la par.

Fueron demasiadas casualidades, demasiado bonitas… como para negarse, como para no dejarse llevar. Como para que pudieran con nosotros.

Pero algo debió pasarnos, algo a ti y algo a mi. No sé en qué momento la espiral que nos puso cara a cara, nos ha dejado de espaldas, como dos niños enfurruñados que juegan a ver quién aguanta más.

Y aquí seguimos sin seguir. Porque ya no sé si eres tú que no me alcanzas, o soy yo que no te espero.

Pero ya no quiero aguantar más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s