Uno contra todos

Parece que nada mejora, que no aprendemos. Cualquiera diría que preferimos retroceder y no avanzar. De repente todos sabemos el qué, cómo y porqué, pero es curioso, nadie actúa.

Hemos perdido la visión general y el objetivo de todo esto. Nos hemos entretenido con cortinas de humo complicando un juego que a priori era sencillo y al que todos sabíamos jugar.

Uno contra todos, jugar al escondite.

Era intentar aguantar lo máximo posible para que no te encontrasen, y si tenías un poco de ventaja podías intentar salvarte con esa maravillosa consiga que todos nos aprendimos al pie de la letra.

Todos la gritábamos pletóricos porque significaba que habíamos ganado.

Esa que hemos olvidado – ¡Por mí y por todos mis compañeros!

No sé, puede que no se trate de aprender, si no de recordar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s