El primero

Antes del final ya empecé a pensar que debías quedarte atrás. Justo al comenzar sabía que no tendrías que estar más.
No hice ni puto caso, me sumergí bien al fondo, a pulmón. Para un todo o nada.

Y ya está… otra vez escribiendo una nueva hoja con la tinta del pasado.
No debí haberme aferrado, “me concentré en la belleza de los contrarios”.
No debí llevarlo tan lejos, traerte hasta aquí. Adónde ya no sabes ni quieres estar. Se me olvidó recordar. Preferí tus noches largas.

Un error, el primero de enero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s